Nuestro estilo de comunicación no solamente es señal de nuestro carácter y personalidad, sino que condiciona irremediablemente los resultados que obtenemos de las conversaciones con los demás: agrado – desagrado, proximidad – desconfianza, tranquilidad – irritabilidad, no son simplemente estados de ánimos de las personas con las que hablamos, sino...