Qi Gong (IIQG)

Share
Alumno en Formación Continua

El Qi Gong (o Chi Kung) es una técnica milenaria oriental que se basa el ejercicio y gimnasia para la salud y el equilibrio físico, mental y emocional.

Se basa en movimientos muy lentos y conscientes para que puedan ser realizados por personas de distintas todas las edades y condiciones físicas.

Los movimientos son te tipo armónico y circular, con transiciones que dan continuidad y elegancia estética, centrándose en la contracción y relajación de ciertas partes del cuerpo, y acompañados por pautas de respiración y visualización.

Qi Gong se basa en los puntos de trabajo de la Acupuntura y la Medicina China. Practicar entre 40’ y una hora y media de Qi Gong después de un adecuado diagnóstico sobre el problema físico, mental o emocional a trabajar, proporciona los mismos beneficios de una sesión de acupuntura: de hecho se propone como método alternativo o complementario de la acupuntura.

Puede parecerse en ciertas medidas al Yoga, aunque difiere del Yoga por facilitar movimientos estéticamente más elegantes y menos exigentes desde el punto de vista muscular; además su enfoque está más centrado en el aspecto mental y emocional, usando el cuerpo como medio para alcanzar estados de equilibrio mental y emocional

También puede parecerse al Pilates: de hecho el Pilates es un método occidental que se basa en extraer de ciertas disciplinas orientales como el Chi Kung, una serie de ejercicios para la mejora de la postura, del tronco y de la columna vertebral. La diferencia entre Qi Gong y Pilates es el enfoque. El Pilates es un método de derivación de la Medicina Occidental, con un claro objetivo en la mejora física: el aspecto mental no es contemplado como objetivo de la práctica, pese a que muchos practicantes afirman sentir sus beneficios también en este aspecto. A diferencia del Pilates, el Qi Gong, integra cuerpo, mente y emociones, y su enfoque proviene desde la Medicina China, incluyendo el concepto de Energía y el campo Energético, como fluido etéreo presente en el cuerpo.

Qi Gong y Tai Chi son primos hermanos: de hecho, la práctica del Qi Gong remonta a la escuela Shaolin, cuando el monje Bodhi Dharma, llegado hasta allí desde la India, observó el desgaste de los monjes del templo como efecto de la intensa práctica de la meditación . La leyenda dice que tras ello, entro en un estado de meditación muy largo, y al final del mismo escribió dos libros de Qi Gong para la práctica y el ejercicio físico y espiritual con el fin de ofrecer una curación y mejora del estado físico de los monjes. La diferencia sustancial entre Tai Chi y Qi Gong reside en que el Tai Chi consiste de movimientos más fluidos y continuos, siendo en sí mismo un arte marcial o una forma encubierta de practicar el entrenamiento del arte marcial del Kung Fu, sin agresividad y contacto físico. El Qi Gong consta en muchas partes de los mismos Taos y movimientos, aunque se realizan de una forma más corta y con una intención orientada en la Salud y la Curación.

El origen del Chi Kung moderno se sitúa en 1955 relacionado con la apertura de un hospital de Chikung en Tangshan y la publicación de “La práctica de la terapia Qigong” (Liao Fa Shi Jian) escrito por Liu Guizhen y “Chikung para la Salud” (Qi gong Ji Bao Jian Qi Gong) escrito por Hu Yaozhen.

Los efectos del Qi Gong en una gestión más adecuada y funcional de la emociones están ampliamente demostrados.

También influye positivamente en la mejora de las capacidades de atención, percepción consciente, concentración, y resolución de problemas.

En Öptima contamos con una formación muy cercana a las fuentes Chinas de Origen del Qi Gong, siendo alumnos en formación contínua del Instituto Internacional de Qi Gong, del Doctor Ives Requena.

Puedes conocer mejor nuestros maestros visitando las webs:

Ives Requena

IIQG

Share
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com